Connect with us

ARGENTINA

El mapa de la economía argentina 2022: por qué cerraría el año con caída del 0,8%

Una nueva edición del Balance de la Economía Argentina, realizado por la Bolsa del Comercio de Córdoba, anticipa el desempeño de las principales variables económicas y repasada sus desafíos. Cuál es el clima económico según la mirada de los empresarios.

La dosis de calma y certidumbre que generó el acuerdo cerrado entre el Gobierno nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para refinanciar la deuda de 45 mil millones de dólares que mantiene el país con el organismo, duró poco.

La feroz interna que el tema abrió en el Frente de Todos, la coalición gobernante, neutralizó tal efecto e inyectó dosis extras de inestabilidad al escenario, contribuyendo a agravar severos problemas económicos no resueltos: altísima inflación, volatilidad en el tipo de cambio no oficial, restricción de divisas, etcétera.

En ese marco, hoy prima el pesimismo sobre las expectativas del empresariado y la población en general ¿Será esta la tónica de todo 2022? ¿Cómo logrará desempeñarse la economía?
Esas y otras preguntas busca responder la nueva edición del “Balance de la Economía Argentina 2021: una mirada desde el interior”, el tradicional informe elaborado cada año, desde 1994, por el Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Bolsa de Comercio de Córdoba.

La publicación, que será presentada este lunes 2 de mayo, repasa el desempeño de los principales sectores de actividad cordobesa y también analiza las perspectivas 2022 de la economía internacional y nacional.

De esta última coyuntura está particularmente pendiente el empresariado local. “La macro nacional es la caja que pone piso y techo al desempeño del entramado provincial. Incluso con un gobierno local activo como el cordobés, que busca promover la actividad privada, los márgenes de acción están acotados por factores como la disponibilidad de dólares, las subas de precios y el grado de apertura de la economía”, fue la lectura que se reiteró en boca de los integrantes de la entidad bursátil.

Fabio Ventre, economista subdirector del IIE y coordinador del equipo que elaboró el informe (que además de integrantes del instituto, incluye el aporte de otros especialistas), apuntó: “En el año se redondeará un crecimiento promedio del 3,2 por ciento porque la base de comparación de 2021 es bajísima; sobre todo en los primeros meses, cuando se aplicó la cuarentena. Sin embargo, sobre el cierre del año, las perspectivas marcan que la economía se estancará e incluso podría llegar a ceder, bajando un 0,8 por ciento interanual en diciembre”.
Derivado de ese escenario, el informe destaca qué puede ocurrir con el desempeño esperado en el mercado laboral, a partir del pronóstico que surge del Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central (REM): “Mientras espera que la tasa de desempleo se ubique alrededor del 7,5 por ciento en el tercer trimestre de 2022, prevé que aumente a un ocho por ciento durante igual período de 2023″.

El informe del IIE pasa en limpio el comportamiento que distintas variables clave tendrán en el año, contribuyendo a lo que puede ser el desempeño final de la economía durante el año.
Desequilibrios fiscales persistentes. Una de las principales debilidades de la macroeconomía argentina. El acuerdo con el FMI fija metas cuantitativas de reducción del déficit fiscal primario nacional: debería reducirse al 2,5 por ciento del producto interno bruto (PIB) en 2022; al 1,9 en 2023; al 0,9 por ciento en 2024, para lograr equilibrio 2025 y luego mutar a superávit.
“Si bien se dirige en la dirección correcta, el acuerdo aparenta como insuficiente para resolver los problemas de fondo en la macroeconomía argentina. El sendero de reducción del déficit fiscal es estrecho, dejando dos tercios del esfuerzo para la próxima administración nacional”, remarca el informe del IIE. “A esto se suma que no prevé una disminución del elevado gasto público, ni descarta aumentos o creación de impuestos en un país que ya cuenta con una exagerada carga del Estado sobre el sector privado y las familias. Por último, tampoco trata reformas que resultan sumamente necesarias, como la previsional, la laboral o la tributaria, entre las más destacadas”, enumera el informe.

Tampoco –para el IIE– resulta suficiente lo acordado con el FMI en materia de reducción del financiamiento monetario del déficit fiscal: “El gobierno que llevó a cabo la negociación continuaría contando con la posibilidad de financiar el déficit con emisión monetaria, mientras que imposibilita a la próxima administración hacerlo. Y el ritmo propuesto no resulta consistente con un sendero de estabilidad en los precios en el mediano plazo”, alerta.
Inflación. Del mismo modo que pasó con las proyecciones de actividad, tanto el acuerdo con el FMI como el Presupuesto 2022 quedaron rápidamente “desacoplados de las expectativas inflacionarias”, insiste el informe de la Bolsa.

Su contenido pronostica que 2022 sería el año con mayores subas de precios desde la hiperinflación de finales de la década de 1980 y comienzos de la década de 1990.
“La inflación alcanzaría un piso cercano al 60 por ciento durante 2022, proyecciones reforzadas al esperarse el mismo piso para la inflación núcleo, que excluye de su dinámica a bienes y servicios regulados por el Estado y aquellos que cuentan con un comportamiento estacional”, explica Ventre citando el informe que coordinó.

Y apunta que, a futuro, las proyecciones del REM auguran una inflación anual de 47,5 por ciento en 2023 y de 40,9 por ciento en 2024, significativamente superior inclusive al escenario más pesimista dentro del acuerdo del Gobierno con el Fondo.

Dólar y exportaciones. “En el ámbito cambiario, el favorable contexto internacional con el nuevo boom de las commodities y las subas de las tasas de inflación en el resto del mundo reducen las expectativas de devaluación del peso. Aun así, los especialistas consultados por el REM esperan una suba superior al 50 por ciento del tipo de cambio nominal en 2022, casi el doble de lo proyectado por el Presupuesto, pero que no permitiría recuperar el atraso acumulado en 2021″, puntualiza el estudio de la Bolsa.

El balance destaca que pese al contexto “favorable”, y por la “falta de medidas” en torno a las elevadas distorsiones cambiarias y comerciales mencionadas previamente, se proyecta un deterioro del sector externo.

Los agentes consultados por el Banco Central proyectan que las exportaciones se encontrarían virtualmente estancadas, mientras que las importaciones continuarían en ascenso. Así, el superávit comercial de bienes se disminuiría a menos de 12 mil millones de dólares en 2022 y por debajo de los 10 mil millones de dólares en 2023.

“Esto se vería acompañado por un deterioro de la cuenta corriente, que bajaría según las proyecciones del acuerdo del Gobierno nacional con el FMI desde un 1,3 por ciento en 2021 a 0,5 por ciento en 2022; lo que genera preocupación en torno al cumplimiento de la tercera meta cuantitativa definida por el Fondo”, advierte la Bolsa.

Cuándo y dónde. El lunes 2 de mayo, a las 13, será presentado el “Balance de la Economía Argentina 2021: una mirada desde el interior” con un evento en la sede de la Bolsa de Comercio (para sponsors), y será transmitido, vía streaming, por el canal de YouTube de la Bolsa para el público en general.

Disertantes. La presentación tiene como invitada especial a María Eugenia Vidal. También el economista Guido Sandleris, asesor de asuntos estratégicos del IIE, dará una conferencia combinando su mirada de la economía argentina con el análisis desplegado por el IIE en la publicación.

Urge empezar a corregir los problemas macroeconómicos para aprovechar el potencial de la economía argentina –y en particular, de la cordobesa– y no dejar pasar la oportunidad que da al país la suba en los precios de las commodities.

Esa, una certeza compartida entre el empresariado, quedó de manifiesto en las consultas realizadas por La Voz a autoridades e integrantes de la Bolsa de Comercio de Córdoba.
“La provincia tiene un potencial exportador inmenso que hay que estimular con una mirada de largo plazo y políticas públicas sustentables. Debemos salir del cortoplacismo y el populismo que asfixian a la inversión. Tenemos una gran oportunidad con precios de las commodities muy favorables para lo que producimos y exportamos, y debemos reflexionar: ¿vamos a dejar pasar esta chance como la que tuvimos entre 2003 y 2008?”, se preguntó John Walker, vicepresidente de Dracma y vicepresidente segundo de la Bolsa de Comercio de Córdoba.
Para el empresario, el problema macro por resolver con mayor urgencia es la inflación: “Es producto de un gasto fiscal desmedido e ineficiente, que se financia con emisión monetaria”.
En ese coincide Lucas Olmedo, vicepresidente de la empresa Promedon y vicepresidente primero de la Bolsa de Comercio. “Un programa que empiece a encausar el gasto público y lo reduzca a un nivel sustentable central. Haría bajar la tasa de inflación, que está en niveles prohibitivos para hacer negocios”.

“Tenemos una oportunidad enorme en la economía del conocimiento, una industria con gran capacidad de generar empleo de calidad. Para impulsarla es vital resolver el problema de la brecha del 80 por ciento en los tipos de cambio, un factor que hace que el sector pierda recursos humanos que se vuelcan a trabajar para el exterior”, apunta Olmedo.

Gabriel Bornoroni, titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), dijo estar preocupado por el escenario energético a nivel nacional. “La energía es la columna vertebral del desarrollo y se ven inconsistencias en la materia, como por ejemplo, legislar por un lado del fomento de los hidrocarburos; y por el otro, la ley de electromovilidad. Esto refleja que el Gobierno no tiene claro el rumbo energético”, advierte.

La política del Gobierno nacional en cuanto al fomento de los biocombustibles ha impedido que Córdoba desarrolle una matriz energética más renovable. “Eso lo estamos viendo ahora, cuando hay un déficit de combustibles y que tenemos que importar, cuando tendríamos la posibilidad de tener un mayor corte de los combustibles fósiles con los renovables y no tener que importar nada”, razonó.

Carlos Casto, directivo de la empresa Sancor Seguros, afirmó que el año viene muy bien, con un crecimiento en la facturación en Córdoba y a nivel país similar al aumento de la inflación. “Hay inconvenientes que no escapan a ninguna actividad y que están reflejados en cuestiones de importaciones y el acceso a moneda extranjera, que en nuestro caso necesitamos para los reaseguros”, admite.

Por tratarse de una empresa que presta servicios, su desempeño está atado al desenvolvimiento del resto de las actividades. “Si los sectores funcionan, nosotros acompañamos esa evolución”, sostuvo.

No obstante, hay algunas señales de alarma que se encienden en un nicho de negocios fuerte para los seguros: la venta de autos. “El patentamiento viene disminuyendo y el mercado va a llegar con suerte a los indicadores de prepandemia, lo que implica que hay menos vehículos para asegurar”, observó.

A diferencia de otros servicios que copian de manera más directa el desempeño de la economía, el de los seguros se mueve con un poco de delay. “El seguro tiene la particularidad que hace que los efectos no sean tan directos sobre el mercado. Cuando comienza a caer una actividad determinada, el reflejo en los seguros no es inmediato y, a su vez, cuando se reactiva, los efectos sobre la demanda tampoco son tan directos”, graficó.
En este contexto, al apoyo financiero para los sectores productivos ha sido estratégico “Bancor en el principal banco de la región y está comprometido en una relación de largo plazo con los sectores productivos y las familias de Córdoba”, indicó Ramiro Sosa Navarro, director de Bancor.

A pesar de que la coyuntura nacional genera incertidumbre y nubarrones sobre el clima de negocios, Horacio Parga, director de la empresa desarrollista Edisur, identificó diferencias con la Provincia. “Es una mosca blanca en este contexto de país. Hay un rumbo por parte del gobernador que busca estimular la producción. Y creo que ahí está la gran diferencia con la Nación y otras provincias, donde el modelo productivista no está tan marcado”, destaca.
No obstante, Parga aseguró que el desarrollo económico en la provincia podría ser mayor aún si se avanzara en un “diálogo fluido” entre las autoridades y los empresarios. “Hay cosas que podríamos estar haciendo en conjunto. Son los empresarios los que generan riqueza, y a veces me da la impresión, más allá de mi conformidad con el rumbo en la provincia, que podría haber un trabajo más colaborativo, creativo, de discusión de ideas y de estrategia; creo que eso está faltando”, sostiene el empresario.

Por su parte, Aníbal Casas Arregui, de S&C Inversiones, aporta un consejo en el actual contexto de incertidumbre: “La recomendación para cualquier empresario es actuar con cautela, en especial en relación con los pesos. Lamentablemente, los están licuando y difícilmente eso se va a corregir. Ser cautos con lo que es deuda pública y aprovechar la posibilidad de tomar crédito barato para todo lo que es inversión. Preservar un poco de liquidez y tener la mercadería que uno va a necesitar porque el entorno está difícil”.

Continue Reading
slot777 slot thailand slot777 https://situsterpercayaslot777.com/ slot gacor hari ini slot gacor maxwin slot deposit pulsa slot deposit pulsa tri http://sia.unidha.ac.id/repository/dosen/riwayat/login/dewajasin/ https://karanganyar.alabidin.sch.id/wp-content/shop/ https://smpabbs.alabidin.sch.id/dewajasin/ https://thehero.alabidin.sch.id/merdeka/ https://abbs.alabidin.sch.id/angkorwd/ https://gemoy99.com/jutsu/ https://alabidin.sch.id/katon/ https://platinum.alabidin.sch.id/gold/ https://stia.alabidin.sch.id/bavet/
slot777 slot gacor slot777 slot777 slot gacor hari ini slot gacor maxwin slot deposit pulsa slot deposit pulsa tri https://pofigold.com/ https://gemoy99.com/ macan99 macan99 macan99 macan99 macan99 macan99 bokep japan https://gemoy99.com/jutsu/?slot=hakim+4d http://kpud-madiunkab.go.id/wp-content/uploads/gold/ https://toindo.com.br/cmsb2022/propos/